FIESTA EN EL MONUMENTAL

FIESTA EN EL MONUMENTAL

El estadio Monumental se convirtió en un evento festivo después de la goleada sobre Bolivia por 3 a 0, con tres tantos de su capitán, de Lionel Messi.

Los jugadores comenzaron a saltar en el centro del campo, tomaron la Copa América ganada hace poco en tierra brasileña con Ángel Di María eternizado tras picarla. De fondo llovió el "dale campeón" atragantado desde el 10 de julio en comunión: la gente y sus ídolos, a los que vieron por televisión por 17 meses y con la baja de casos de coronavirus se reencontraron en la prueba piloto dispuesta por el Gobierno Nacional.

El trofeo viajó casi toda la vuelta en las manos de Nicolás Otamendi, el mismo que esa noche se encargó de abrir las puertas del vestuario por Instagram, y al compás de la música del rapero Luck-Ra y la actriz-cantante Jimena Barón, y bajo una fina llovizna y los fuegos artificiales siguieron caminando y saltando.