Los combustibles aumentaron alrededor del 10%

Los combustibles aumentaron alrededor del 10%

La petrolera YPF aumentó desde la medianoche un 9,75% promedio los precios de las variedades de nafta y gasoil, tras expirar el acuerdo Precios Justos firmado entre las petroleras y el Ministerio de Economía en agosto que congeló los valores tras una suba de 12,5% en la semana posterior a las PASO.

También aplicaron aumentos en los combustibles a partir del primer minuto de este miércoles las estaciones de servicio de Shell, Axion y Puma, aunque esas compañías no informaron aún de manera pública los porcentajes de los incrementos ya aplicados en los surtidores.

En Córdoba, YPF aumentó un 10% por lo que la nafta súper pasó de $297 a $326. Mientras que Shell, que durante el faltante de la semana pasada ya había aplicado un aumento, ahora tiene una suba del 5,5%.

Los precios en Córdoba capital: 
 
YPF

Súper: $326
Infinia: $415
Diesel: $348
Infinia diesel: $440
SHELL

Súper: $373,90
V-Power: $431
Evolux diesel: $389,70
V-Power: $474,90

Negociaciones para contener la suba de precios 

El ministro de Economía, Sergio Massa, convocó para esta jornada a los directivos de las principales compañías petroleras para discutir la política de precios que regirá a partir de este mes para los combustibles en el segmento minorista, con la idea de que el incremento esté alineado con el esquema de Precios Justos, señalaron fuentes del Palacio de Hacienda.

A mediados de agosto, las secretarías de Energía y de Comercio validaron con las petroleras en la semana posterior a las PASO una suba de 12,5% promedio de los combustibles y el compromiso de no mover los precios hasta este martes, 31 de octubre.

Por entonces, la negociación incluyó una reducción del precio interno del barril de petróleo a US$ 56, el congelamiento del tipo de cambio, la reducción de impuesto para las exportaciones, mayor disponibilidad de acceso a divisas y, temporariamente, un tipo de cambio diferencial para la liquidación.

Las fuentes consultadas dijeron que esos acuerdos alcanzados en los últimos meses no fueron respetados desde el momento en que las petroleras "empezaron a especular en los últimos 15 días que luego del congelamiento iba a haber una devaluación y que, tras esto, surgiría un aumento de al menos 20%".

Desde el Palacio de Hacienda aseguraron que el aumento que se realizará, como parte del nuevo acuerdo, “va a tener que estar alineado con el programa de Precios Justos”, es decir, en torno del 5% mensual.

Congelamiento de impuestos

En el marco de las negociaciones, el Gobierno prorrogó nuevamente la actualización prevista para el impuesto sobre los combustibles líquidos, esta vez hasta el 1 de febrero próximo, para evitar su traslado a precios.

Así lo dispuso a través del Decreto 567/2023, publicado este miércoles en el Boletín Oficial.

La norma indica que la medida se tomó con el objetivo de "asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios".

“Tratándose de impuestos al consumo, y dado que la demanda de los combustibles líquidos es altamente inelástica, las variaciones en los impuestos se trasladan en forma prácticamente directa a los precios finales de los combustibles”, señala el texto del decreto, que lleva las firmas del presidente Alberto Fernández; del jefe de Gabinete, Agustín Rossi; y del ministro de Economía, Sergio Massa.

En los fundamentos, la norma señala que “resulta razonable postergar para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil los efectos de los incrementos en los montos del impuesto”.

Fuente: Télam