Supervisaron el avance de obra de un desagüe

Supervisaron el avance de obra de un desagüe

El gobernador Martín Llaryora y el intendente Daniel Passerini supervisaron la etapa final del desagüe pluvial de calle Viracocha/Huayna, en el noroeste de la ciudad de Córdoba, obra que beneficiará a 190.000 vecinos.

La finalización del desagüe permitirá mitigar anegamientos que se generaban en periodo de lluvia en los barrios Quintas de Argüello, Villa Solferino, El Refugio y La Salle.

La obra consiste en más de 2.400 metros de conductos de desagüe pluvial, con sus correspondientes cámaras de inspección, sumideros y obra de descarga al Río Suquía.

 

El objetivo principal es captar, conducir y ordenar los excedentes hídricos producidos por las precipitaciones.

El gobernador Llaryora explicó que se trata de una obra «trascendental», a la vez que destacó el trabajo junto al municipio capitalino: “Con Daniel Passerini nos comprometimos a trabajar juntos para que las obras, aún en esta crisis, no paren y así seguir mejorando la calidad de vida de todos los vecinos.”

En este marco, Llaryora puso en valor la decisión de continuar con las obras que la gestión anterior había iniciado y que serán una prioridad en su administración. «A pesar de la crisis, seguiremos ejecutando obras para que Córdoba siga creciendo y el impacto sobre la caída del empleo sea la menor posible», afirmó.

En sintonía con el gobernador, el intendente Passerini expresó su satisfacción por estar en la etapa final de una obra a la que calificó como «importantísima para los barrios del noroeste de la ciudad«. Y agregó: «El trabajo en equipo rinde sus frutos y esta obra es una muestra cabal de la impronta que el Municipio junto a la Provincia le ponemos todos los días para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos».

Además, a futuro este desagüe permitirá la ampliación y vinculación con los ya planificados en un proyecto de mayor envergadura, que beneficiará a los barrios Villa Rivera Indarte, Villa Allende Parque, Villa Serrana, Quisquisacate y La Catalina entre otros.

Estuvo presente, además, el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Fabián López.

Cabe destacar que en la intersección de la Av. Recta Martinolli y Viracocha se utilizó la técnica de “Tunel Linner”, que consiste en la construcción de túneles de bajo impacto en zonas urbanas.

Con esta modalidad específica, destinada a la construcción de túneles en zonas urbanas, se eliminó el impacto que se podía generar en otras infraestructuras (cañerías de agua, de cloacas, luz, etc.) por los trabajos realizados.