UN POLICÍA LO MATÓ DE 18 TIROS

UN POLICÍA LO MATÓ DE 18 TIROS

Sucedió en Avellaneda por la tarde en Pinzón al 1500 a pocas cuadras del estadio del Club Atlético San Telmo, en la Isla Maciel; cuando el oficial de la Policía de la Federal, Osvaldo Nicolás Rendichi, mató de 18 balazos a Lucas Adrian David Barrios un joven con el que había acordado venderle
una consola de videojuegos PlayStation. 

En este sentido, el comprador le dijo que lo acompañara por un pasillo, y en ese momento apareció un ladrón armado que disparó; razón por la cual el efectivo accionó su arma y mató al adolescente que lo había recibido. Por lo que quedó detenido.

Cabe destacar, que el efectivo de 24 años, había acordado la venta de la consola por $17 mil a través de las redes sociales. El mismo, fue vestido de civil junto a su hermano a bordo de su Chevrolet Vectra gris para encontrarse con el comprador de 18 años. Al llegar al lugar pactado para la operación se acercó un joven que le dijo que lo acompañara 20 metros por un pasillo del barrio. En ese momento apareció un hombre armado, que lo amenazó para robarle.

Rendichi le dijo a la Policía Bonaerense que se identificó y sacó su pistola Bersa calibre 9 milímetros. Según la declaración dada a sus pares no tiene valor judicial. Puesto que, el asaltante disparó y él repelió el ataque con cuatro tiros. Los balazos no impactaron en el delincuente sino en Barrios, el joven que lo había recibido en su llegada al lugar.

Finalmente, éste volvió al auto en el que lo esperaba su hermano y fueron rápidamente a la comisaría 1° de Avellaneda; donde dio su versión entregando su arma reglamentaria y una pistola 9 milímetros marca Tanfoglio que se le cayó al delincuente que trató de asaltarlo. Mientras que el joven herido fue derivado al hospital Fiorito, donde murió.

Por su parte, el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada en Avellaneda Elbio Laborde dispuso la detención de Rendichi, además de ordenar la autopsia de Barrios, la cual, determinó que recibió 18 balazos.

Según se conoció en declaraciones a la agencia Télam los 18 proyectiles (17 en el cargador más uno en la recámara) impactaron entre el abdomen, el tórax y las piernas. Por lo que, el fiscal caratuló la causa como "homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego". 

En tanto, cuando el personal de Policía Científica fue a la escena del crimen a realizar las pericias no encontró las vainas servidas, que fueron retiradas por vecinos del barrio. Según fuentes judiciales Barrios tenía antecedentes por robo y había sido detenido el pasado 7 de marzo.